Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de septiembre, 2007

INVITACIÓN

Ahí le dejo este cartel queridos e inexistentes lectores. Ojalá puedan ir. Ya son las últimas de este Conde con Marmotazul. Renovarse o morir.

UN AÑO

Te fuiste hace un año y no te has perdido de mucho. Nosotros sí resentimos tu partida. Frío, soledad, tristeza... todo lo opacabas con tu candorosa alegría. Un salto, una gracia, la simple compañía señalaba que el incierto futuro no tenía nada de pavoroso. Me enseñaste a sonreir cada día, en fin. Te fuiste y te extraño hasta la médula. Te veré dentro de poco, cuídate mientras tanto.
JFC

CONTEMPORÁNEA QUINTA EDICIÓN

Esta fregadera de página borró toda una entrada inspirada, erudita, sesuda, crítica y luminosa que les preparaba a ustedes oh inexistentes lectores. En fin, como no recuerdo nada, sólo les diré que Scott Henderson me aburrió, pero que Machacek es un hallazgo austriaco. Marco Minnemann hace saber que el virtuosismo no es un defecto. Adrian Belew y sus músicos de 20 años (una bajera y un bataco, hermanos por lo demás) son increíbles. Y los Arreola amigos entrañables y queridos me deslumbran cada vez más. Hasta la siguiente vez,
JFC

PD. Mil gracias a José Antonio Bravo y a las chicas de prensa (guapísimas chicas de prensa, he de decir) del Metropolitan.

UN RECUERDO PARA LUCIANO

Prefería a Carreras, es cierto; pero no cancelaba mi gusto de disfrutarte una y otra vez al lado de Sherryl Milnes en mi obra favorita de Verdi: Il Trovatore. La primera vez que te vi en esa obra lloré de coraje porque le ganaste al Conti di Luna. Aunque he de aceptar que Di quella pira estremeció hasta lo más recóndito mi médula espinal. Tal vez te sobraron años, quién sabe. Pero más de un momento está grabado en mi memoria. Tu Manrico, tu Nemorino, tu Radamés o tu Calaf son entrañables. Pero qué más puede decir un diletante en las artes sin caer en el lugar común, mejor dejo de escribir y escucho esta, la única prueba de que Dios existe, de Donizzeti, de Elixir de Amor, Una furtiva Lágrima, de tus mejores años.
Descansa Big Luciano.
JFC