Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de septiembre, 2010

BON JOVI

Hoy, queridos e inexistentes lectores, di una plática sobre música mexicana. Ayer, bajo la lluvia, escuché a Bon Jovi en el Foro Sol. Soy músico, o por lo menos un tercio de mí, según C. Ese tercio está dormido, sigo tocando la batería con Vodeler y nos presentaremos el 8 de octubre en la Roma y el 6 de noviembre en Xalapa (¿alguien gusta ir?) pero llevo meses sin componer una nueva canción. Ayer encontré un pretexto para empezarla, pero no sé por dónde. Hay una parte de mí que se muere de miedo y otra que está segura de las palabras que escucho a veces. No sé cuántas cosas cambien en los siguientes días. Sólo sé que, como imaginó algún amigo, la cita más cursi que alguien puede tener es con un beso mientras de fondo está Always (I can't sing a love song, like the way it's meant to be). Ayer llovió, llueve mucho y llueve todavía. No sé si recuerdo a Vallejo o a José Manuel Aguilera. No sé qué escribir. Escucho en Youtube la canción de Bon Jovi mientras veo Hostage (demasiada s…

CANCIÓN PARA VELAR SU SUEÑO

Inexistentes lectores, después de abandonar esta Ciudad que fue del canto regreso con un regalo. Con una mezcla de tristura y alegría, me dieron una vez más la beca de la FLM. Esta casa, desde la que escribo hoy, ha abrigado mis textos y mi desaliento. El siguiente año la compartiré con mi hermano Mario Conde, nuevo becario. Se van amigos míos y se quedan otros. A todos, los que quedan y los que se van, les debo todo lo que soy.Así las cosas,JFC

Te miro dormir y no sé si habrás de despertar. En tus labios todavía un ligero temblor avisa de tu sueño intranquilo, cerrado, asaz profundo. Si te abandonaras en él como lo hiciste una vez en mi espalda, quedarías exhausta. Ni siquiera ahora, cuando dormida cubres pudorosamente tus marcas imperfectas, ocultas la viveza de tu piel. Del lunar de tu cadera izquierda hasta el del seno derecho, el camino centuplicado se vuelve uno. Encima del ombligo, justo entre las costillas que resaltan por tu brevísima cintura, en una noche afortunada se postró…