Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de diciembre, 2008

ENÉSIMA AUTOBIOGRAFÍA DE UN FRACASO

Pues mis queridos e inexistentes lectores, les pongo la última entrada del año. Hubiera querido que fuera un resumen de mi 2008, o una frase interesante de alguno de los libros que me reventé, o por lo menos un video xxx de miss Sinaloa, pero llegando a beber una cerveza muy bien acompañado (mi alma y yo) me encuentro con un correo de un viejo amigo; después de pedirle permiso, se los posteo como un buen homenaje a la amistad, al amor y a la pasión por vivir. Ahora prometí no poner el nombre, así que se los dejo tal y como me llegó.
"Querido Conde, tiene rato que no te veo, hasta te debo lana, perdóname pero sabes que no puedo estar en ningún lugar, pese a las mil muestras de amistad que me has dado. La última vez que hablé contigo traía varias cervezas entre pecho y espalda y creó que te desperté, como siempre, me escuchaste hasta que me quedé dormido en la bocina. Te conté de una nueva canción y de un nuevo amor, bueno, pues te cuento que la canción al final me di cuenta que era…

TRES HOMENAJES

Terminé, señoras y señores, las tres canciones que me surgieron gracias a no sé qué, bueno sí sé por qué, lo que no sé es cómo salieron casi listas. De mis manos a la partitura las notas se iban deslizando como hilo de media, la letras fueron pretexto para rendir tres entrañables homenajes a mis poetas preferidos. La Canción para Lucifer que les platiqué en la entrada anterior resultó que no fue ni en tono menor y no empecé en cuartas aumentadas ni en acordes místicos, pero sí incluí al maestro Tablada, digamos que él y yo escribimos una baladita rocker. Lo curioso es que necesitaba decir más que lo que esa canción me lo permitía. Así que tomé el reto de decir tres cosas distintas sobre lo mismo, una especie de tema y variaciones. Y aquí entra el segundo homenaje, las escribí y, pensando en Bonifaz (y con un poco de ayuda de mi padre) las conjunté bajo el título Te lo habrán dicho ya (Tres canciones de amor antiguo) Las otras dos son Canción para una Diva y Canción para una Bailarina; a…

CERRANDO EL AÑO

Queridos lectores, los que existen y los que no. Faltan nueve días para que el año ya termine y sigo en la oficina. ¡Qué mal!
Pero tengo que contarles cómo me fue en el cierre de presentaciones, aparte de haber dormido un promedio de tres horas toda la semana anterior y sentirme como poeta crudo después del día de paga. En la Pastorela Operación Navidad de Mario Alberto Conde estuve como Sati, digo, Satanás. Es curioso el pensarme en otro lenguaje escénico (más allá de los quince años que llevo tocando ante público en escenarios variopintos) y reencontrar ese aprendizaje diario con los compañeros y con el texto. A todos y cada uno de ellos, mil gracias por haber hecho que este músico tuviera una de sus experiencias más enriquecedoras de su vida. Claro, gracias especiales a mi superhit de la Pastorela. No sé si vaya a ser la última vez que deambule por la tramoya, depende de horarios, trabajo, ganas, etc., pero si pudiera despedirme de ustedes hoy, lo haría con una sonrisa en la cara. Le…

VODELER ESTÁ EN LA CASA

VODELER LANZAMIENTO MUNDIAL LA BARANDA Av. Universidad esquina Monte Albán. Sábado 20 de diciembre, 20:00 hrs.