miércoles, septiembre 13, 2006

FAREWELL


Bucker (1990-2006)

Desde tu corazón me dice adiós un niño.
Y yo le digo adiós.
Pablo Neruda

Gracias por todo: por tu cariño, compañía, travesuras;
por tantos años;
por crecer conmigo;
por compartir tu sonrisa indescifrable.

Suave caricia blanca:
nos volveremos a encontrar.
Salúdame a todos.

Adiós.

4 comentarios:

Astilla dijo...

¿Que le puedes decir a alguien que acaba de perder algo? Lo que sea que eso pueda significar. Que perdió lo único que podría arrancarle una sonrisa de la nada. ¿Con que recompensas o equilibras la balanza de la ausencia?. Con que palabras le repones la perdida cotidiana, esa que hace recordar en los momentos imposibles: al salir del baño, regando el jardín, tomando el café de la mañana. Con qué letras, detras de qué frases uno puede esconderse para decir nada. Para tratar de entender lo que él está entendiendo en este preciso momento y es la razón de por que está doliendo tanto. De comenzar a sentir esa sensación de vértigo. De encontrarse al filo del precipicio. La completa ruptura. La nunca-más presencia.
El terrible pesar y la rotunda certidumbre de que él jamás cruzará de nuevo por esa puerta ni volverá a mirarte para sonreirte luego.
(siento lo de tu perrito. De verdad)

J. Roberto Cruz-Arzabal dijo...

Mi hermano, no sé qué decir. Realmente siento mucho la partida de nuestro querido Bucker. Sabes que yo apreciaba sobremanera a ese hermoso perro tuyo, que tanta buena compañía nos hizo en las desveladas noches de hermandad en tu casa. Sólo me queda decir que también yo lo extrañaré. Sé por lo que estás pasando y sé también que no es fácil. Aunque la resignación y la elogiosa memoria sea lo único que queda. Les envío un muy fuerte abrazo a tí y a tus señores padres.

Anónimo dijo...

Corso:
Palabras que muchas veces no calman el dolor y la lamentable pérdida que hemos sufrido....amigo te mando todo el calor de mi corazón esperando aminore un poco la pena...
Un beso. Luna

Alice dijo...

Ahora sólo queda la deriva de los recuerdos y sonreir con ellos. Siento mucho que hayas perdido un compañero, siento mucho que estés triste... sólo me resta decirte que espero que estés mejor, te mando un beso y un abrazo, también a tus padres.