domingo, junio 17, 2007

ROCK, ROCK Y MÁS ROCK

Les cuento queridos lectores que en mi set de batería hay tres nuevos miembros que hacen parecer a su servidor como baterista profesional. (La verdad, nomás me falta cobrar bien por hacer esto). Ah, además de mejorar mi técnica, mi fuerza, mi precisión, etc.
El primero de mis hijos son unos hi-hats Custom Dark de 13". Sucios, oxidados, fuertes y pesados me remiten al sonido de grupos como La Barranca o The Who. Aquí la foto
Los otros son unos Crash limpios y bastante brillantes. El sonido es tan claro que son muy utiles para ondas más light como una buena baladita. De 16" y 17" son unos K Custom Dark Crash. Aquí la foto
En lo que queda del año espero hacerme de unos splash híbridos que están poca madre. Igual, de la serie K de Zildjian. Creo que soy víctima de la mercadotecnia. Soy chico Moto(rola) desde hace tres celulares y viene uno más. Y desde hace tres sets de platillos he usado Zildjian. A menos que Paiste me patrocine, creo que seguiré con esta serie unos años más.
Un abrazo
JFC
PD. Por cierto, viene mi cumple. Riujujui, farra de tres días. Me gusta el día de mi diablo.

No hay comentarios.: