martes, mayo 19, 2009

Y EN LA CALLE CODO A CODO SOMOS MUCHO MÁS QUE DOS


No, no soy fan de Benedetti. Recuerdo La Tregua y Gracias por el fuego. Como poeta no me convence, prefiero a otros. Pero cada vez que muere un poeta, siento que una parte de este mundo se va con él. Un recuerdo para Don Mario.

Una mujer desnuda y en lo oscuro

Una mujer desnuda y en lo oscuro
tiene una claridad que nos alumbra
de modo que si ocurre un desconsuelo
un apagón o una noche sin luna
es conveniente y hasta imprescindible
tener a mano una mujer desnuda.

Una mujer desnuda y en lo oscuro
genera un resplandor que da confianza
entonces dominguea el almanaque
vibran en su rincón las telarañas
y los ojos felices y felinos
miran y de mirar nunca se cansan.

Una mujer desnuda y en lo oscuro
es una vocación para las manos
para los labios es casi un destino
y para el corazón un despilfarro
una mujer desnuda es un enigma
y siempre es una fiesta descifrarlo.

Una mujer desnuda y en lo oscuro
genera una luz propia y nos enciende
el cielo raso se convierte en cielo
y es una gloria no ser inocente
una mujer querida o vislumbrada
desbarata por una vez la muerte.

No hay comentarios.: