viernes, octubre 14, 2011

De adioses y bienvenidas

Me fui de la FLM. Dos años venturosos me abrigó la casona de Liverpool 16. En ella concebí mundos delineados para una sola persona Si algún día a alguien le interesara recoger mis obras completas podría hacerlo bajo el título Retrato de versos con Bailarina. O simplemente Canciones para una Bailarina. Aunque creo que sería mejor Cuentos completos. Aunque la verdad mis obras completas se constituyen tan sólo de dos libros (inéditos y parece que así se quedarán forever and ever) y de varios cuentos sueltos. Nada especial. Pero esos los hice para ella. A quién seguirán mis cuentos es algo que no lo sé pero no me importa demasiado. Tal vez sigan los pasos que conocen. Y no sería mala idea. Unas horas con ella me hicieron darme cuenta que mi vida está incompleta sin su vocación de mar volcado haciendo trizas mi navío. 
Ahora estoy en una oficina en el sur de la ciudad, cerca de Xochimilco. Como en lugares netamente coapeños (la vista se agradece siempre) y salgo cerca de las nueve. Edito un revista, reviso pruebas, hago corrección ortotipográfica, escojo fotos y me dedico a extrañar. Y así se van mis veintes, entre libros, música y teatro, entre proyectos ambiciosos y canciones clandestinas. ¿A algún lado llegaré? ¿Valdrá la pena todo? 
En lo que encuentro respuesta me voy a comer unos tacos de canasta.

Así las cosas,

JFC

No hay comentarios.: