Ir al contenido principal

DOBLE PARÉNTESIS (Y SIGUE PENDIENTE EL DE 1974)

El paréntesis negro
Estoy, mis amados e inexistentes lectores, encabronado, por decir lo menos.
En mi day job me entero de lo que andan haciendo los nuevos escritores, músicos, actores, etc. Y eso me da gusto, como decía Jorge Esquinca en el Encuentro de Jóvenes Creadores (del que prometo contarles pronto cómo estuvo) que la literatura joven está rebosante de salud. Lo que es preocupante, y siempre lo ha sido, es el sectarismo, elitismo y olvido de cada uno de los grupos que conforman la nueva cultura. Que conste que no hablo de la calidad de cada uno de los integrantes de estos grupos, que eso es cosa aparte, sino el olvido injusto de otros que, por no comulgar con ciertas ideas o por permanecer siempre escribiendo y trabajando desde un aula universitaria, merecerían estar ahí. Para no divagar demasiado les contaré de "Mar de vértigos" que anuncia un homenaje a Efraín Huerta en los 26 años de su muerte. Este amado poeta merece ese y más homenajes, incluso una lectura más profunda que no se quede en los poemínimos, y no es por que no los considere, sino porque escribió más.
Los invito a que se den una vuelta por las sedes, hay gente muy interesante y buenas mesas de discusión. Aunque en la mesa final estará gente que admiro y respeto como Daniel Téllez, ciertamente hay gente que ha trabajado más a Huerta y ha dedicado su vida entera al estudio de la literatura mexicana del siglo XX. ¿Por qué no se tomaron en cuenta?
Además se anuncia como Encuentro de Literatura Joven. Y aquí es pura ardidez, soy joven, soy creador pero yo no tengo becas ni tengo tiempo suficiente para estar haciendo relaciones públicas para que me inviten a estas cosas. He publicado ensayos de literatura mexicana en El Universal, en Milenio, en Tinta Seca, en Molino de Letras, en Siembra y he participado en coloquios y congresos. Además mis cuentos ya están en antologías y poco a poco voy sacudiéndome la inercia del trabajo. ¿A quién debo de conocer para que tomen en cuenta mi trabajo? Ah, se me olvidaba. Sí conozco y bien a esas personas, pero supongo que, o mi trabajo no les interesa o no soy lo suficientemente bueno o de plano soy pésimo escritor. La primera me parece la única razón viable, las otras dos, aunque sean ciertas, no quitan que haya personas que están de fijo en estas actividades que también entran en las últimas dos categorías. En fin, hoy me levanté de malas. Es lunes. Usualmente no lastiman estas cosas en las que confluye la amistad, la literatura y el trabajo, además del olvido. Parece que me toma más en cuenta gente que ni siquiera tiene que ver conmigo o con mi padre que mis propios "amigos" y "colegas". Ni modo, me toca seguir escribiendo por necesidad. Si la vida no me absorbe lo seguiré haciendo hasta que me muera, o tal vez hasta después de eso.
El Paréntesis blanco
Pasando a otros temas menos lacerantes, me llegó un MEME, hasta la fecha no sé qué diablos significa pero lo contestaré, además es un encargo de la linda Halliwell. Creo que es algo así como un chismógrafo (ja, recordé mis días en la primaria Lic. Benito Juárez cuando ya era un enamoradizo; como escribió Cabrera Infante: "siempre fui adelantado para el amor, aunque atrasado para el sexo") así que se les dejo contestado, y a los seis que mencione, ojalá que lo contesten. Aunque creo que no tengo tantos amigos blogueros.
Así las cosas.
JFC
Meme: unidad teórica de información cultural transmisible de un individuo a otro . (Nota del Dictador de la Ciudad que fue del canto)
1.- Poner las reglas en tu blog.
2.- Compartir seis cosas que nos gusten y seis que no nos gusten.
3.- Elegir seis personas al final y poner los enlaces a sus blogs.
4.- Avisar a estas personas dejando un comentario en sus blogs.
6 cosas que me gustan (sin ningún orden específico):
1. El alcohol. Es perfecto, oficio mayor y sustituye la carencia de dios.
2. El cigarro. Brevísimo instante donde se consuma, en cada fumada, el pacto con la soledad.
3. Las mujeres. Histeria, capricho o fantasía, una de las formas más seductoras del diablo, decía Baudelaire.
4. El café. Negro como el diablo, caliente como el infierno y amargo como el amor de una mujer.
5. Los perros. Pérez Reverte dijo en alguna entrevista que ningún ser humano vale lo que valen los sentimientos de un buen perro.
6. Una tarde en mi casa, con mi familia, los únicos por los que daría la vida. Soporte y abrevadero, refugio durante el temporal, mi todo.
6 cosas que no me gustan:
1. El Transporte Público. (¿De verdad no saben frenar o es nomás para joder?)
2. El caldo de pescado. (En realidad, él único platillo por mí conocido que no puedo ni oler).
3. La Ley Antitabaco. (No quisiera abundar en esto, pero si alguna vez encuentro a Xiuh Tenorio le voy a escupir en la cara por imbécil, fascista y por que quiero. Es más, desde aquí, un sonoro: "púdrete Putzie" al diputete.
4. Los cotos o pleitos de poder. (En la cultura casi no se dan, ¿o sí? Leer el paréntesis negro).
5. Los estudios de género. Siempre he pensado que si segregas algo para estudiarlo, sigue siendo, aunque parezca perogrullada, segregación. No creo que a Rosario Castellano, Virginia Wolf o Margarita Villaseñor necesiten de estas mamadas para ser escritoras reconocidas y valiosas.
6. Las películas de Iñarritu. No sé, son efectistas y sobrevaloradas. Además no se me ocurrió ninguna otra cosa.
6 víctimas de mi ociosidad:
1. José Roberto Cruz, ni modo poeta, te tocó.
2. Jonathan Rojas, ándale amigo, si lo contestas voy al Breve Espacio.
3. Octavio Augusto, aunque tiene rato que no actualiza su blog.
4. Carlos Gayón, apreciable teatrero que también abandona su sitio.
5. Astilla, compañera cibernética en estos lares.
6. Ceguera Marchando. Ojalá que lo conteste.

Comentarios

Casualmente su post un poco agridulce con respecto a lo que tenemos y lo que queremos, es otro grito de otro colega (uno más...)(¿qué de la chingada, no?... Qué bien que lo extirpa, qué bien que piensa que podría decir 6,6,6, cabalísticamente.

Un beso para usted.
jonathan rojas dijo…
Compadre!!!

'ora sí, ya hay que vernos ¿no? Me vale madres lo que ambos tengamos que hacer, no podemos dejar que más tiempo se intermonga entre los dos:
Las seis cosas que me gustan: Teatro, Música, letras, ella, tú y yo.
Seis que no: Tendría que elegir de entre los diez mandamientos.

jejejeje luego contesto con mayor extención, pero tonces que´, cuándo nos vemos?

Entradas más populares de este blog

1974 EL AÑO EN QUE EL ROCK ALCANZÓ LA PERFECCIÓN (1/2)

Es un hecho científico, diría el filosófo Homero. Dada mi inconmensurable ignorancia, mis inexistentes lectores, me di a la tarea de buscar entre mi discoteca las placas que hubieran sido hechas en ese año.

1.Dark Horse
El Dark Horse de George Harrison supuso el fin de su relación con Apple y con su esposa Patty Boyd, que lo dejó para irse con Mano Lenta Clapton. Pese a haberle bajado a la chava, Clapton participó en el disco, junto a Billy Preston y Ringo Starr. Por una laringitis que no había sanado, George grabó con un voz aguardientosa que da un aire místico a las rolas. Ya estaba en pleno su clavadez con la música hindú y la rola que título al disco, es preciosa.







2. It's only rock and roll (but I like it)


De los Rolling Stones, este disco que, sinceramente, no me gusta. Pero la rola homónima esta bien rifada. Fue sencillo de los Stones, además, el video lo dirigió nada menos que Michael Lindsay-Hogg, que también dirigió el Let it Be de los Beatles y el Rock and Roll Circus de Kis…

ENCONTRÉ EL SECRETO DE TODO

En 1949 se lanzó una película más de la mancuerna Ismael Rodríguez-Pedro Infante: La oveja negra. Esta película tiene su mayor atributo en los hermanos Soler, Andrés y Fernando. Este último da una cátedra de actuación además de crear un personaje inolvidable: Cruz Treviño Martínez de la Garza. De esta película les rescató un pequeño diálogo entre Laureano y Silvano.

Laureano: Te traje casi casi una obra literaria. Quiero que lo sueltes a la hora del discurso. Te lo brindo con todo mi cariño, muchacho.
Silvano: ¿Usté cree que pegue?
Laureano: Pero cómo no. Léelo juerte, léelo juerte pero ponle ínpetu.
Silvano: (Lee) Ya que el pueblo me ha eleuto para prefeuto,
es porque yo soy auto para el efeuto,
y como en mi humilde conceuto siempre he sido un hombre reuto,
aceuto.
Laureano: ¿Quihúbole?
Marielba: Jajaja, no vayas a decir eso porque te apedrean.
Laureano: Ah Dió, ¿pos qué tiene de malo?
Marielba: No lo anime tío Lau…

He regresado a esta Ciudad que fue del canto

Queridos e inexistentes lectores, después de tres años de abandonar esta Ciudad que fue del canto, he regresado para, una vez más, prometer ser más constante y publicar ya no mi querido, cursi y azotado diario, sino lo que a mi pluma se le venga en gana. Por ello, primero les comparto una traducción que hice de dos fragmentos de Kurt Vonnegut, tomados del número 17, de junio de 2015, de Casa del tiempo.
JFC





Dos fragmentos de guerra[*] Kurt Vonnegut

La obra de Kurt Vonnegut estuvo marcada por su experiencia en la Segunda Guerra Mundial como soldado de la 106 División de Infantería de los Estados Unidos, y luego como prisionero de guerra —de diciembre de 1944 hasta mayo de 1945— desde donde fue testigo del bombardeo que destruyó Dresde. Casa del tiempoofrece dos breves fragmentos de las novelas Matadero 5 Barbazulque se publicaron con casi veinte años de distancia, para dar cuenta de la devastación íntima causada en el autor estadounidense. El primero es un testimonio implacable acerca d…