sábado, noviembre 07, 2009

ADIOS

Aunque las lágrimas que tengo son para los muertos, tal vez mis ojos brinden alguna por ti. De ti no sé qué escribir si no es alguna línea más. Recuerda que a partir de tus ojos miel empiezo a preferir el cianuro al tehuacán. Imagina que un seis de diciembre tomaré una amarga copa y musitaré tu nombre a media voz. A media voz... No creas que te escribo a ti. A nadie en particular salen estas líneas.

3 comentarios:

NETZSOOC dijo...

Hermano, recuerda que el whiskey con cianuro sabe regacho... pero por lo demás...
es silencio

Anaïs Abreu dijo...

¿Será que a nadie?
Un abrazote.

Charlas con la poesía dijo...

qué tal, hermano, ya te mandé la propa del evento del viernes. estoy ojeando tu blog...está bueno, date una vuelta por el mío, vale? charlasconlapoesia.blogspot.com

bueno, un abrazo.
gustavo alatorre.